QUERIDA SEÑORA BIRD, A. J. PEARCE

martes, febrero 05, 2019






Londres, 1940. Emmeline Lake hace todo lo posible para implicarse en esta época de guerra en la que vive, ofreciéndose como operadora telefónica de los Servicios Auxiliares de Bomberos. Cuando Emmy ve una oferta de trabajo para el diario London Evening Chronicle, sus sueños de convertirse en corresponsal de guerra parecen ser de repente alcanzables. Pero el trabajo, finalmente, resulta para ser mecanógrafa para la reputada columnista de consejos feroces Henrietta Bird. Emmy está decepcionada, pero se da por vencida y acaba aceptando la situación. La señora Bird es muy transparente y a su llegada ya le da una indicación muy clara: las cartas que contengan cualquier situación desagradable deben ir directamente a la basura. Pero cuando Emmy se encuentra que muchas de estas cartas son realmente conmovedoras y que provienen de mujeres que pueden haber ido demasiado lejos con los hombres equivocados, o que no pueden soportar ver cómo sus hijos son evacuados o enviados a la guerra, no puede resistirse a responder a cada una de ellas. Mientras los planes alemanes hacen sus redadas nocturnas y Londres recoge las piezas humeantes de sus edificios todas las mañanas, Emmy comienza a escribir en secreto a aquellos lectores que le han hecho llegar sus problemas.

Prepárate para enamorarte perdidamente de Emmy y de su mejor amiga, Bunty, que son valientes y enérgicas, incluso ante los terribles golpes. La incontenible Emmy sigue escribiendo cartas en esta hilarante y enormemente conmovedora historia de amistad, y sobre la bondad de los desconocidos y de la gente corriente en tiempos extraordinarios.


 OPINIÓN:

Cuando la editorial me ofreció esta lectura no dudé ni un segundo en decir que sí, ¿quién se puede resistir a una historia de mujeres en la IIGM?

Emmy es una joven entusiasta, algo ingenua, pero muy dispuesta en todo lo que se propone. Vive en Londres junto a su amiga Bunty, ellas dos solas, alejadas del pueblo de sus padres y su abuela respectivamente. Pero es que ellas, a pesar del peligro de estar en medio de una guerra, decidieron continuar con sus vidas en Londres como si nada malo estuviera pasando. 

Nuestra protagonista, Emmy, tiene un buen puesto de trabajo, pero no le hace feliz. Ella sueña con ser corresponsal de guerra, de hecho, se imagina de forma constante corriendo entre el peligro y los escombros, por un nuevo ataque contra Londres, con el objetivo de dar las últimas noticias de lo que allí ocurre. Pero ni siquiera es periodista, aunque eso no la echa para atrás cuando decide presentarse a la candidatura de un puesto de trabajo en una de las revistas más importantes de Londres. Es una oportunidad única. ¿Imagináis quién consigue ese puesto de trabajo con su naturalidad y entusiasmo?

"Si había una cosa que deseaba en este mundo (aparte, claro, de que terminase la guerra y Hitler tuviera una muerte tirando a espeluznante), era ser periodista. O, para ser precisa, o que la gente del gremio llamaba una Dama Corresponsal de Guerra."

No puede creerse que vaya a cumplir uno de sus sueños dentro del periodismo. Lo que no imagina es que el puesto no es precisamente lo que esperaba. Más bien, no se parece en nada a lo que ella quería. Entrará a formar parte de otro estilo de periodismo, con menos riesgos, centrado en responder las dudas de las mujeres que están viviendo esa guerra. Entrará a formar parte de la columna de consejos de Henrietta Bird. Bird, su jefa, digamos...que es una mujer exuberante, cuya apariencia va en sintonía con su altivo carácter. Y tajante en todo lo que dice. De ahí que muchas de las cartas pidiendo consejo que recibe la revista vayan a acabar a la basura. Hay muchos temas vetados y no perderá su tiempo en responderlos. Bueno, Emmy no perderá su tiempo, que es quien se encargará en ese momento de ellos.

El problema viene cuando Emmy se deja llevar por su buen corazón y comienza a responder a escondidas algunas de esas cartas vetadas que reflejan las situaciones tan complicadas que está dejando la guerra. Mujeres que pierden a sus maridos, otras que se enamoran de soldados del bando contrario, madres cuyos hijos han sido mutilados en los ataques aéreos o jovencitas que se enamoran y dudan de sus casamientos. El gesto de Emmy podríamos considerarlo como algo fantástico, si no fuera porque las responde y firma en nombre de su "temperamental" jefa y contra el consejo de su amiga Bunty. Si la pillan se armaría una buena.

Pero Emmy es así, todo corazón y entusiasmo. Está siempre dispuesta a ayudar. De hecho, compagina su trabajo con su voluntariado en el parque de bomberos. Junto a otras mujeres se encarga de responder las llamadas que indican las calles donde se han producido incendios tras los ataques aéreos nocturnos. 

Su lectura evidencia que durante la guerra la vida seguía en Londres. A pesar de que las noches despejadas se sabía que habría bombardeos, los taxis seguían funcionando, jugándose la vida, con tal de llevar unas monedas a casa. Los clubes de baile estaban llenos de gente que buscaba divertirse y los cines seguían apostando por el entretenimiento de las personas, aunque estas a su vuelta a casa deberían tener cuidado y una buena linterna a mano. 

La autora a través de Emmy rinde homenaje a todas esas mujeres que se involucraron de algún modo en la guerra, fuese del modo que fuese. Además, con la excusa de las cartas a la revista, evidencia lo que vivieron esas mujeres, nos ambienta en un momento en el que había que seguir viviendo, tratando de hacer una vida normal, aunque también asumiendo las consecuencias del proceso bélico. Y lo hace basándose en historias reales, en cartas que fueron enviadas a revistas que existieron en su momento.

"Querida Señora Bird" es una historia sencilla con un punto de humor y que podríamos catalogarla como "casi" feel-good, ya que también tiene algún momento dramático. Nos acerca a una ambientación histórica habitual pero desde un punto de vista más amable, recurriendo a la espontaneidad y valentía de Emmy. Una lectura en la que no me hubiera importado encontrar un mayor desarrollo de determinados aspectos de su historia, pero con la que he disfrutado conociendo un tipo de ficción histórica poco habitual.



Os dejo una entrada muy interesante, con fotografías de la época, que hizo la editorial en relación a esta historia. Aquí.



Participo:












You Might Also Like

29 comentarios

  1. Creo que este es de esos libros que dejan buen sabor de boca aunwau tal vez no mucho más en mi caso. En principio no me voy a animar pero nunca se sabe.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. A mí también me hubiera gustado un poco más de desarrollo, al final se me hizo un poco simple, me esperaba más.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Cris, tiene todos los ingredientes para que me guste, y aunque se quede corta en algunos puntos que tal vez merecerían más desarrollo, me la anoto para más adelante.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Si no tuviese tantas lecturas pendientes no me importaría leerlo. Todo lo que tiene que ver con la II Guerra Mundial me llama poderosamente la atención y sobre todo la intrahistoria, todo lo que tiene que ver con la gente común que se vio en medio de aquella contienda. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me gusta leer libros con estas ambientaciones. Este en concreto no lo conocía y la verdad es que por lo que cuentas creo que podría llegar a gustarme. Sin duda lo voy a tener en cuenta, a ver si pronto me puedo poner con él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Te diría que quizá es el tipo de ficción histórica que me gusta a mi, más "suavecita" y recreándose menos en los datos y sucesos para dar prioridad a la narración o sus personajes... peeeeero también me gusta todo lo contrario, que ilustren una época o una situación social, así que no tengo muy claro si disfrutaría de ella o se me quedaría a medio camino. Porque es un género que me gusta muy de vez en cuando y claro, mucho me tiene que tentar. Aún así Emmy parece de esos personajes con los que es fácil encariñarse y no dudo que pueda ser de los elementos que más me engancharan a su historia. Por ahora la dejo fichada, para cuando me apetezca probar con algo nuevo, tenerla entre mis opciones.

    Un besaaaaaazo! Y qué gusto tenerte de vuelta :)

    ResponderEliminar
  7. Me encanta...
    Creo que sigue una línea muy parecida a La sociedad literaria del pastel de piel de Guernsey, por la ambientación y esa historia sencilla feelgood y con toques dramáticos.
    Y sí, con o sin guerra el mundo gira y la vida sigue...
    A tener en cuenta!! :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Cris.
    Me gusta lo que cuentas, pero me frenan esas carencias que comentas, por lo que no tengo muy claro si me animaré algún día a leerla. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Ay, tengo este libro en la estantería y la verdad es que estoy deseando leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. Hola no me llama la atención así que lo dejo pasar pero gracias por la reseña. Saludos

    ResponderEliminar
  11. He leído buenas críticas de este libro pero a mi no me llama nada la atención. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me llama la atención por la época y la preciosa portada. Aunque no sé si acabaré leyéndolo con todo lo que tengo pendiente. Además, veo que es bonito pero no imprescindible
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me da miedo crearme demasiadas expectativas pero me recuerda mucho a La sociedad literaria del pastel de piel de Guernsey que me encantó. Me gustaría leerlo pero voy a dejar pasar un tiempo. Me gustaría saber más pero me da miedo que sea demasiado triste o demasiado superficial... No sé, me lo pienso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Soy teleoperadora y entiendo perfectamente que su trabajo no la haga feliz jajajaja. Me lo anoto ^^

    ResponderEliminar
  15. Bueno pues me parece interesante y si dispusiese de mas tiempo igual le daba una oportunidad... pero no es el caso y por eso la tengo que dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Bueno... no me importaría leerlo pero no corro a la librería como una loca.
    Lo dejo en wishlist.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola, gracias por la reseña pero de momento lo dejaré pasar.
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  18. Hola!!!

    Este libro es de los que tengo que leer sí o sí. Me encantan los libros ambientados en la segunda guerra mundial y este tiene pintaza.
    Es un punto de vista diferente a lo que se ha publicado en este género y lo tengo más que apuntado en mi lista.
    A ver si me puedo hacer con él pronto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola!!

    Estaba leyendo tu reseña y ya me estaba entrando la ansia de entrar en la lista de deseos para apuntarlo. Qué bien suena, y además, no sé si será así, pero a mí me parece como muy original. Pienso que se aleja del desarrollo que normalmente le dan a las tramas centradas en temáticas sobre la IIGM; Aunque se reflejen hechos de esa época y muy centrado en las mujeres, me parece original el cómo lo cuenta: que destaque a las mujeres que quisieron hacer algo, ese tema del periodismo, la respuesta a esas cartas vetadas sacando a la luz aquello de "lo que no se suele hablar". Ya alguno de los temas que has destacado de esas cartas me han parecido muy curiosos. En fin, creo que lo disfrutaría yo también. Apuntado queda y a ver si en algún momento me hago con él... jeje

    Un saludito y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  20. Por lo que veo, una lectura bonita y sencilla sin pretensiones a pesar de la época en la que se enmarca y que podría dar para mucho más. No me importaría leerla, este tipo de libros a veces vienen bien para desintoxicar de lecturas más contundentes.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola otra vez! ^^

    Bueno, bueno, bueno. Este me lo llevo más que apuntado *.* Me ha encantado lo que nos cuentas, sí, sí ^^ ¿Ves, Cris?, así no se puede. Me paso por aquí y, adivina adivinanza, qué lista se hace más y más y más larga... jajajajajaja
    Pasando a tu reseña... me encanta que la protagonista, sin siquiera ser periodista, pruebe suerte. Realmente hay que ser valiente, porque tú imagínate que te seleccionan para una entrevista y tienes que echarle un par de ovarios y soltar "ah, no, yo quiero hacer esto, pero no soy periodista". Aplausos jajajajajaja
    ¿Así que empieza a contestar por su cuenta a las cartas, digamos, comprometidas? Vaya, vaya, vaya ^^ Si es que mola mucho :D
    Me alegro de que el libro, pese a ser dramático, tenga un puntito de buen rollo :) Eso, sin duda, siempre viene bien ^^
    Poquito más que decir (escribir), Cris. Se me han quedado los dientes muy pero que muy largos ;)
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  22. Hola, Cris. Yo la tenía anotada y no había leído ninguna reseña, me gustaría leerla más adelante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola! Aunque no es un libro que me llame a primera vista, después de leer tu reseña quizás le doy una oportunidad :D
    Muchas gracias por tu sincera reseña
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  24. Me la apunto porque tiene pinta de ser una lectura amable de las que vienen bien para desconectar. Besinos.

    ResponderEliminar
  25. Vi la reseña que hizo Rocío y me convenció por completo. Reitero mi deseo de leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  26. Justo ahora Moniki anda enfrascada en una novela ambientada en la IIGM, que son las que más la absorben. Esta, ambientada en el mismo contexto histórico, se ve más amable o suave a las habituales del género, aunque igualmente creo que le podría gustar. Quizá aporte un soplo de aire fresco a tan trillado tema.

    Por cierto, te dejo por aquí esto, por si te pudiera interesar participar:
    http://amor-y-palabras.blogspot.com/2019/02/lectura-conjunta-sorteo-insomnio.html

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  27. Hola
    Tiene muchas cositas que podrían gustarme, sin embargo también hablas de que te han faltado cosas, una pena...
    Muchas gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Hola! Llegamos.leímos y nos lo llevamos apretádito bajo el ala.

    ResponderEliminar
  29. ¡Hola guapísima!
    Jolín pues, ¿sabes qué? Me habría encantado leer este libro. No es que yo sea una partidaria de leer sobre la Guerra Mundial, da igual si es de la primera o de la segunda, pero me parece tan bonita la historia de Emmy. Tanto los sueños que quiere cumplir como la pasión que se deja en responder a los demás. A esas mujeres que han perdido algo. Ella de alguna manera les ayuda a seguir con sus vidas, o eso quiero creer.
    Tu reseña inspira entusiasmo y creo que es lo que la propia protagonista te ha enfundado a ti. Y a la señora Bird, ¿qué decirle? No se puede tener más mal corazón. Creo que la época la acompañaba porque tiene unos sentimientos de hierro. Hitler a su lado es un gatito recién nacido...
    Me alegra que nos traigas este tipo de historias porque así sabemos que la guerra también tuvo un lado positivo, lleno de buenas personas y de sueños que no se quedaron por cumplir; aunque se esperaba mucho más de ellos. Emmy es sinónimo de humanidad. Esto me recuerda a que vi una película ambientada también en la guerra Hasta el último hombre que fue buah, la leche. Conforme la veía iba sufriendo. Podía sentir hasta el suspiro definitivo del protagonista. Como en sus intentos, a veces nulos, se dejaba la vida por salvar hasta el último superviviente. Sino la has visto tienes que verla, te va a desgarrar el alma.
    Espero que podamos leer más historias de este tipo pues, como bien dices, a pesar de la guerra la vida seguía.
    ¡Un besote!

    Etérea

    ResponderEliminar

ENTRADAS POPULARES

¡Seamos seguidores!

Subscribe