MADRE DE LECHE Y MIEL, NAJAT EL HACHMI

martes, marzo 27, 2018





Madre de leche y miel narra en primera persona la historia de una mujer musulmana del Rif, Fátima, que ya adulta, casada y madre, deja atrás a su familia y el pueblo donde ha vivido siempre, y emigra con su hija a Cataluña, donde lucha para tirar adelante. En esta historia se narran las dificultades de esta inmigrante, además del desajuste entre todo lo que ha vivido hasta ahora, y en lo que creía, y este nuevo mundo. También se narra su lucha para tirar adelante y dar un futuro a su hija.

Articulada como un relato oral en que Fátima vuelve al cabo de los años de visita a la casa familiar y cuenta a sus siete hermanas todo lo que ha vivido.
Madre de leche y miel nos ofrece una visión profunda y convincente de la experiencia de la inmigración desde el punto de vista de una mujer musulmana, madre, que vive sola, sin el apoyo de su marido. Y a la vez nos ofrece un fresco completo de lo que supone hoy en día ser mujer en el mundo rural musulmán.


OPINIÓN:

"La otra imagen que nunca se me borrará de la cabeza es la de vosotras diciéndome adiós desde el camino detrás de casa. Subimos al coche, y yo no podía dejar de mirar por la ventanilla. Allí estabais, todas juntas, erais un montón de telas de vivos colores en medio del paisaje polvoriento; allí, todas juntas, entre los diferentes tonos de ocre, formabais una mancha de colores muy bonita. [...] Lloraba por mí y por vosotras, hermanas, lloraba por todas, por nuestra desdicha, esta desdicha que es solo de mujeres"

Con esta preciosa y dura imagen de despedida comienza el nuevo libro de Najat El Hachmi, un relato personal y emocionante de una mujer del Rif, que refleja lo duro que es dejar atrás toda tu vida, tus costumbres y tu familia, para escapar a un país que nada tiene que ver con lo que tú conoces. Y en ese nuevo lugar, entre extraños, comenzar una vida desde cero.

Fátima debe dejar atrás a los suyos para buscar una solución a su situación. Se irá prácticamente sola, con la única compañía de su hija pequeña, los pocos enseres de cocina que tiene y su masa madre para hacer pan. Un equipaje que, cuando las cosas no surjan como esperaba, le pesará en exceso, echando de menos su tierra y a los suyos. Lo único que le permitirá continuar, cuando su marido no esté, será su hija, la misma que le provoca la tensión en el vientre cuando parece que tiene problemas. Su hija, la que le duele en el hígado.

"No he podido entender ni entenderé nunca como es que un padre se puede olvidar de sus hijos por el simple hecho de no verlos, de no tenerlos físicamente presentes. [...] Si ellos también llevasen dentro a sus hijos, si los pariesen, ya veríamos cómo les doleria el hígado. A mí, el hígado, el amor por Sara Sqali, es lo que me llevó hasta allí, tan lejos de todo."

Fátima años más tarde, alrededor de un dulce té de menta, rememora lo que vivió, contando a sus hermanas sus duros comienzos en un país (España) donde todo era tan diferente a lo que ella conoció desde niña. Contrapone sus tradiciones con las nuestras, siempre de un modo respetuoso. Y nos acerca a la intimidad y cercanía con la que uno se desahoga con los suyos y les muestra lo que realmente piensa y siente.

"No sé cuántas palabras utilicé, hermanas, para llenar el silencio. Estábamos la niña y yo y las palabras, nada más, rememorando imágenes, haciendo que nuestro mundo apareciera antes nosotras, un mundo que ya quedaba muy atrás, y gracias al cual se apaciguaba una nostalgia todavía tierna, cruda, que después fermentaría formando un poco viscoso." 

 Se nota que Najat ha querido expresar a través de Fática el cariño por su cultura, pero también se percibe un punto crítico en su narración, especialmente con respecto al papel de la mujer en ella; pues, como sabemos, la mayoría de sus acciones allí están sujetas a lo que dictan los hombres, cuando ellas son una figura importantísima en la vida de estos. Bajo mi punto de vista son el pilar fundamental, y sus fascinantes tradiciones perderían sentido sin ellas. Esas mujeres rebosan fuerza, aunque sus hombres no lo vean.

Sin embargo este no será el único relato del que nos hará partícipes Fátima, pues esta narración se alternará con otra que abarca desde su infancia hasta que se convierte en madre. Nos cuenta que, siendo solo un bebé, desde el momento en que cruzó su mirada con su madre se estableció entre ellas una conexión especial, casi mágica, que no se vio interrumpida hasta que se casó. Y esa conexión, la tibieza de su amor, de su miel, será lo que más eche de menos Fátima cuando viva alejada de ella. 

En la literatura, como en todo, hay grandes historias y luego están las historias contadas grandemente, "Madre de leche y miel" es una de estas últimas. Najat desprende talento, pues todo lo que escribe lo hace de una forma bellísima y personal, pero además lo que cuenta destaca porque lo hace con una fuerza increible.

"Madre de leche y miel" refleja la dureza de la palabra "extranjera", no solo en un país ajeno, también  en la casa de una suegra. La agonía que genera emprender un camino nuevo sin el apoyo de los tuyos, sin esa sensación de calidez al regresar al hogar que conoces; el miedo a hacerlo sola, sin el reencuentro del abrazo de una madre. También se habla del amor maternal, la lucha por dar siempre lo mejor a un hijo, aunque este crea que no es lo que necesita. Y para rematar Najat El Hachmi escribe un epílogo que pone los pelos de punta. Precioso.

"Las lágrimas se encontraban en mi barbilla y yo sollozaba mirando aquella ventana estrecha por si veía un pedazo de cielo. Necesitaba cielo y luna y las estrellas para poder pensar que muy lejos de allí vosotras veríais el mismo cielo, aquella luna y aquellas estrellas."











You Might Also Like

31 comentarios

  1. Esta parece una de esas historias sobre mujeres que tanto me gustan por todo lo que cuentan y lo que no. Me apetece mucho leerla

    ResponderEliminar
  2. Hola, Gris.
    Me gusta lo que cuentas sobre sus personajes, pero tengo tanto pendiente que va a tener que esperar un poco porque no me da la vida para leer cuanto quisiera. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acabo de rebautizar, jeje. Quise decir Cris 😊

      Eliminar
  3. Hola!!
    No lo conocía y me gusta lo que cuentas, así que me lo llevo apuntado.
    Gracias por la reseña.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Cris!
    El libro tiene una pinta extraordinaria, y además me gusta la premisa de explicar el sentimiento del extranjero en tierra extraña, además de la contraposición cultural. Me lo apunto sin duda y espero leerlo pronto, porque creo que me va a gustar muchísimo.
    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta lo que cuentas y me has despertado auténtica curiosidad por el libro. Asi que anotado queda. Besitos

    ResponderEliminar
  6. Parece una interesante y dura lectura, pero tengo la sensación que en ahora mismo no conseguiría disfrutarla.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Es un libro que me llama mucho la atención, a ver si lo consigo y le busco un hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues a pesar de las recomendaciones sobre este libro y el anterior de esta autora a mi no me atrae y no me voy a animar.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola! Yo tampoco conocía este libro y la verdad es que igual lo veo y paso de largo y habría sido una pena porque por lo que cuentas creo que podría gustarme mucho. Lo voy a tener en cuenta para en próximas compras hacerme con él y leerlo pronto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Este me lo voy a apuntar porque ya lo había visto en varios blogs y me llama la atención

    ResponderEliminar
  11. Pues de primeras no me llamaba, pero con tu reseña y alguna otra ha ido apeteciendome más. Tendré que encontrarle hueco porque tengo atrasado pero no la descarto.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. He leído ya varias opiniones y la verdad es que tiene buena pinta :)

    ResponderEliminar
  13. Yo ya estaba convencidísima pero esta reseña me viene a confirmar que voy a disfrutar de lo lindo con esta nueva novela de Najat. La semana que viene me pongo con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. Yo no voy a animarme, a pesar de las buenas opiniones no es una lectura que me atraiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Parece un libro duro pero creo que abarca un tema importante sobre el que todos deberíamos abrir un poco los ojos así que no lo descarto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola, Cris! ^^

    Me encanta el título del libro. Es muy bonito :) Sobra decir que no conocía el libro pero, oye, después de tu reseña me lo llevo apuntado. No he leído ninguna novela en la que se hable del choque entre culturas. Hace tiempo estuve comentando con mi madre el libro de "Flor del desierto" de Waris Dirie y la verdad es que me quedé con la curiosidad. Uno de esos libros duros que hace que te replantees las cosas. Sobre "Madre de leche y pan"... pues qué decir, que me parece muy bonito que se cuente cómo es su vínculo con su madre y su hija, por no hablar de lo bonitas que son las citas que nos compartes :)
    Me ha chocado un montón lo del hígado Ö
    Más cositas. Me encanta lo que dices de que "hay historias contadas grandamente". Olé, Cris :D jajajajajajaja Me alegro muchísimo de que te haya gustado tanto el libro :)
    Una reseña, como siempre, genial, sí, sí ^^
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz miércoles, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola! Este es el tipo de libros que disfruto mucho, pero termino llorando, por ser tan emotivos. Todo el tema de ser extranjero y tener que adaptarse en otro país, por una vida mejor, siempre me ha conmovido, por lo que me encantaría conocer más de esta historia. Gracias por tan buena reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  18. Tiene pinta de ser una historia preciosa, con muchos sentimientos. Me apunto a la autora que creo que en la biblioteca he visto otro libro suyo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola, Cris. No sabía de esta novela y me gusta mucho todo lo que nos has contado. La tendré en cuenta para próximas lecturas. Gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. No lo conocía. Este podría gustarle a Moniki, lo veo más de su estilo. Gracias por la recomendación.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  21. Me parece, como bien dices, Cris, una historia contada grandemente, lo cual me suena muy bien. Ese epílogo emociona...ver la misma Luna y las mismas estrellas que sus hermanas. Entender lo que siente una persona lejos de su casa y de lo suyo suyos. Muchas gracias, Cris por ese maravilloso prólogo.

    ResponderEliminar
  22. Desde luego coincido contigo, parece un libro donde demuestra cuánto ama su cultura pero al mismo tiempo ofrece un enfoque crítico de todo aquello que no la gusta. Sospecho que de leerlo lo disfrutaría (Ya te dije que le había echado el ojo... y estaba esperando a ver tu opinión jajajaja) y además abarca muchas emociones, el traslado, miedo a la soledad, lazos familiares, el peso de tu cultura... ñam, me lo llevo :)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: ¿Me lees la mente? ¿Me empiezo a asustar ya, o cómo? Sí, acabé Dark y es BESTIAL, me ha dejado to' loca (Más de lo que estaba, se entiende) pero la gracia es que Jessica Jones me la quería empezar porque sospecho que me va a gustar... y vas y me la recomiendas, pues ok, no insistas, que ya, que ya iba a por ella.

      ¿Ves? Yo también te odio :)

      Eliminar
  23. Hola! Desde luego esta parece una lectura de lo más interesante. Me la llevo apuntada.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Hola preciosa!
    Pinta genial, no me importaría darle una oportunidad cuando me quite pendientes.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  25. Hola Cris
    Tiene que ser una historia dura y sí, la palabra extranjera por desgracia en esta sociedad actual que tenemos es difícil hasta pronunciarla.
    Gracias por traernos libros tan desconocidos (por lo menos para mi) y con grandes historias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Sin duda un libro del que aprender sobre el ser humano en general y de la mujer en particular. Me interesa aunque es el típico libro que tiene su momento de lectura.

    ResponderEliminar
  27. A pesar de que "La hija extranjera" me dejó un poco fría y no llegó a conmoverme del todo, me apetece leerla, porque toda historia madre-hija me atrae.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  28. Hola Cris:

    No conocía a esta autora ni el libro pero me gusta esta historia intimista. Tiene pinta de ser de las que tocan muy adentro, de las diferencias culturales y de lo mal que se puede pasar cuando sales de tu zona de confort.

    Un besazo

    ResponderEliminar

ENTRADAS POPULARES

¡Seamos seguidores!

Subscribe