EL SALÓN DE BAILE. ANNA HOPE

jueves, abril 19, 2018



Altos muros los separan, pero una vez a la semana ellos pueden bailar.

1911. En un hospital psiquiátrico junto a los páramos de Yorkshire, hombres y mujeres, separados por muros y ventanas, se encuentran una noche por semana en un salón de baile magnífico y elegante. Allí, se reúnen para bailar mientras la orquesta interpreta piezas de Strauss. Durante una de estas veladas, Ella y John bailarán, y sus vidas cambiarán para siempre. Porque los más grandes deseos siempre sobreviven, incluso allí donde parece imposible.


OPINIÓN:

Nos trasladamos al Yorkshire de 1911, concretamente al manicomio de Sharston, un enorme edificio de piedra que alojaba a miles de mujeres y hombres. En aquella época a estos lugares, excesivamente concurridos, no solo se envíaba a las personas que sufrían una enfermedad mental, también a cualquier vagabundo o maleante que alterara el orden. Y precisamente, por alterar la normalidad en su fábrica, es por lo que Ella acaba encerrada allí.

Los primeros días no puede creer su situación, ella no está loca, pero pronto Clem le enseñará cómo funcionan las cosas allí dentro y verá en ella, además de a una mujer que adora la lectura, a una amiga y compañera que le hará más llevadero su encierro. Mientras que Ella no puede salir de esas paredes húmedas que la rodean, siempre encerrada en la sala, compartiendo techo con mujeres tan distintas a ella; John muestra una piel curtida y morena por el sol, pues los hombres deben trabajar los campos que rodean al manicomio como método de autoabastecimiento.

La primera vez que crucen sus miradas será cuando Ella intente escaparse y emprenda esa carrera, que parecía quemarle el pecho, a través de los campos que rodean el edificio. Aunque no lo conseguirá y acabará por caerse en la tierra húmeda que John y sus compañeros cavan. Él intentará ayudarla pero se sorprenderá por la altivez y la furia de su mirada. No se imaginan la importancia que tendrán el uno para el otro más adelante.

El hastío y la sensación de encierro cambiará para ellos cuando coincidan por primera vez en el amplio y espectacular salón de madera que todos los viernes parece convertirse en un lugar diferente a lo que significa Sharston. Allí, cientos los hombres y mujeres que previamente han sido seleccionados, se dejan llevar por las notas de música que crea la orquesta. Hasta los que están en peores condiciones parecen otros, encontrando en la melodía un consuelo para sus situaciones.

Cada viernes de baile se convertirá para Ella y John en un anhelo por verse, en la búsqueda de ese reencuentro con el olor conocido del otro; cada baile les generará una sensación que parece evadirles de la realidad que les rodea. La música les da vida y esperanza.

Con una narrador en tercera persona vamos conociendo tanto a Jonh como a Ella, su día a día, viendo cómo evolucionan desde su primer encuentro casual hasta que se enamoran. Y sentimos pena y cierta ternura pues tratan de que su relación se desarrolle de forma normal, aunque es imposible. No en Sharston.

"Conforme la tarde empezó a deslizarse y a caer, le dio por preguntarse si Ella era real: parecía levitar, de algún modo en su palidez, mientras la tierra escupía oleadas de calor y su silueta se volvía borrosa, como una criatura mutante, una criatura que no estaba hecha de carne y hueso, sino de agua. ¿Qué pasaría si cruzara el césped hacia ella e intentara tocarla? ¿Acaso se le escurriría entre los dedos y desaparecería?"

La narración también se alternará con la figura del Dr. Muller, médico y director de la orquesta del baile, en el que se evidencia desde el principio sus ganas de ayudar a las personas que allí se encuentran. Su ilusión por encontrar una mejora en los pacientes a través de su música, siendo especialmente atento con John y Clem (amiga de Ella). Y su fuerte rechazo a la " Ley de Control sobre los Débiles Mentales" en la que se proponía practicar ciertos tipo de eugenesia con estas personas. Sin embargo Muller, sorprende al lector porque veremos cómo sus propios miedos y deseos le acaban por convertir en otra persona totalmente diferente, lo que afectará a nuestros protagonistas.

"El salón de baile" es una lectura que refleja a la perfección cómo el amor puede ser la salvación en determinados momentos. Anna Hope crea una historia tierna y emocionante, pero al mismo tiempo sabe capta nuestro interés por ver cómo terminará todo para ellos. A un ritmo constante la historia nos envuelve y es imposible dejar de leer. Como dice "Le Figaro" es cautivadora, no he encontrado mejor adjetivo para definirla. Me ha encantado, no puedo evitar no recomendarosla.












You Might Also Like

26 comentarios

  1. Coincido totalmente contigo es una historia cautivadora. La acabé ayer y es tremenda la historia que cuenta al margen de Ella y John.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. En principio no me había llamado la atención, ahora después de leerte, no sé, tiene algo...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Yo con este libro no lo tengo claro; si llega a mis manos lo leeré pero ir a buscarlo creo que no, ya te digo que hay algo que no me acaba de convencer pero no sé bien qué es.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Cris!
    Ay, pues el libro tiene muy buena pinta… ¡me lo apunto!
    Me gusta (y a la vez angustia) la idea de estar encerrado en un manicomio cuando estás cuerdo pero nadie más te cree.
    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Pues me había hecho otra idea de esta novela, y la verdad es que me tienta lo que cuentas y la tengo en cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Cris!

    Te voy a ser sincera. He empezado a leer la reseña pensando "Este no lo voy a leer, que los ambientados en un manicomio me hacen sufrir mucho y lo acabo pasando fatal con ellos". Cuando he llegado al final, ya había cambiado de idea ya que me ha parecido menos duro de lo esperado y no me importaría nada de nada leerlo, xD

    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me has convencido y eso que cuando la vi entre las novedades ni me fijé en ella. Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué interesante! Me gusta la época en que se ambienta y por lo que leo es algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  9. Hola! Los libros de este estilo me suelen gustar mucho pero la verdad es que leo pocos porque cada vez me cuesta más encontrarlos. Este tiene muy buena pinta y tiene algo que me suena mucho aunque tengo claro que no lo he leído. Así que en cuanto pueda me haré con él y lo leeré a ver porque me suena tanto, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola reguapa!
    Me encanta la parte del psiquiátrico, pero... el tema romance para este ambiente, ñiii, no acabo de verlo.
    Llámame rancia. jajajja.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa!
    Aunque en un principio no me animaba con él creo que después de leer tu reseña me voy animar a darle una oportunidad.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  12. Puede ser interesante encontrarte un rayo de luz entre las tinieblas.

    ResponderEliminar
  13. Ya le tengo el ojo echado, he visto demasiadas reseñas positivas como para dejarlo pasar :)

    ResponderEliminar
  14. No me había llamado la atención pero, vista tu reseña y el comentario que ha dejado María Ángeles, voy a tener que cambiar de opinión
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Espero leerla bien pronto, porque me dejas con muchas ganas. Besos

    ResponderEliminar
  16. Sigue sin tentarme esta novela que no me llamó la atención desde un principio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Pues en un inicio no tenía mucho interés en ella, pero me has despertado mucha curiosidad y me la llevo anotada a ver si puedo encontrarle un hueco pronto.
    Un besito

    ResponderEliminar
  18. Este libro tiene que estar en Netherfield sí o sí... una reseña estupenda, Cris :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola, Cris! ^^

    Bueno, bueno, bueno. Pues que pinta muy guay, sí, sí. Y sí, últimamente todo me parece genial y maravilloso, pero es verdad que me los llevo apuntados xD Vale, ahora en serio, me ha parecido la mar de curioso lo que comentas. O sea, vamos a ver, ¿la encierran por alterar el orden en una fábrica? ^^"
    Sobre el manicomio... me tiene intrigada. No sé cómo harán las cosas ahí dentro, pero me ha parecido súper curioso lo que comentas de los viernes de baile. Nada, Cris, que se me han quedado los dientes largos para saber qué pasa con el tal John ;D
    ¿Así que al principio ella es una estirada? Uf. Me alegro de que al final la historia haya sido tierna :) El hecho de que no sea del todo normal... pobres. Es que vaya tela >.<
    Una reseña genial, como siempre ^^ Y nada... otro libro a la lista. Ais *suspirito*.
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  20. Hola, Cris. A mi me has convencido y me has dejado con ganas, tan solo he leído una reseña de esta novela y no lo tenía claro. Me encanta que me seduzcas con tus lecturas, gracias.

    Un beso y buen domingo.

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué buena reseña! Se nota que te ha encantado. A priori no me interesaba, pero conforme te he ido leyendo me han entrado ganas de leerla. Touché, Cris. Me la llevo apuntada para mi lista de la compra. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! Definitivamente, este es mi estilo de libros, la historia se ve tan interesante y lo que más llama mi atención es que los personajes se conozcan en un hospital psiquiátrico...Por lo que muero de curiosidad por leer este libro. Gracias por la reseña. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  23. Uy parece una historia preciosa de las que me gustan!!!pues esta si que has hecho que me apetezca un montón.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Hola. El libro no tiene mala pinta, pero no es lo que suelo leer, así que lo dejaré pasar. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  25. No termina de convencerme. No me atrae suficiente como para ir a buscarla. Aunque si se cruzara no sé yo..
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  26. Qué interesante, y qué distinto era todo hace décadas. No sé por qué, pero siempre termino siendo atraído por este tipo de ambientes opresivos y, dejémoslo en "especiales". De hecho en mis propios libros alguna que otra historia se desarrolla en un psiquiátrico. Viendo lo que lo has disfrutado, me encantaría leerlo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

ENTRADAS POPULARES

¡Seamos seguidores!

Subscribe